El poder de las oraciones – ¿Cuando orar?

oraciones

Muchas iglesias hoy en día, han olvidado mucho lo que significan las oraciones para Dios, ya nadie conoce, ni precisa porque orar. La razón es muy simple, los pastores no han alimentado correctamente al Pueblo de Dios sobre, lo que realmente son las oraciones en la vida de un creyente.

¿Porque orar?

Antes de contestar, permíteme decirte que es una oración para Jesucristo. La oración es el medio, por el cual, podemos tener comunicación directa con Nuestro Señor, las oraciones para Dios, son los canales de comunicación con sus hijos (en este caso tu). Solo piensa y graba esta idea, las oraciones son como la línea telefónica, son el medio por el cual, te comunicas con Dios, puedes sustentarte en la Biblia en la Carta Filipenses Cap.4 Vers.6-7

Bien una vez que ya sabemos que son las oraciones, ahora sí puedo responderte ¿Porque Orar? Oramos, porque buscamos tener una relación más íntima con Dios, oramos porque queremos escuchar su Palabra, oramos porque buscamos dirección, oramos porque nos sentimos alegres y oramos porque buscamos refugio.

Las oraciones, son un medio para alabar a Dios.

¿Cuándo debemos orar?

La respuesta es siempre, así lo dice 1 Tesalonicenses Cap. 5 Vers. 17. Muchas personas no creen que orar tenga un efecto positivo en sus vidas, ellos viven marcados por sus dioses banales como el dinero, sexo y su ego. Si buscamos como agradar a Dios, una de las cosas que deberíamos hacer es orar.

La vida de un creyente, de un cristiano debe ser marcada por sus oraciones, cuando oramos, todo nuestro ser interior se activa, es allí cuando el Espíritu Santo comienza a modificar toda nuestra vida anterior y la transforma en nueva (2 Corintios  Cap. 5 Vers. 17), cuando clamamos a Dios por su bendición, este nunca nos dejara desamparados.

¿Cómo debemos orar?

La Palabra de Dios nos da una guía de cómo debemos orar en Mateo Cap. 6 Vers. 9-13, si analizamos detenidamente, podremos ver los puntos que necesitamos que nuestras oraciones contengan, las oraciones no son un dictado mecánico, las oraciones son un "conversación" con Dios.

  • Santifica el nombre de Dios
  • Acepta y acata la voluntad de Dios.
  • Dad gracias por los alimentos y el sustento diario.
  • reconoce que eres un pecador, que no puedes resolverlo por ti mismo y necesitas su intervención.
  • Solicita su perdón y redención.
  • Clama su auxilio y protección.
  • Reconoce su inmenso poder porque él es Dios.
  • No memorices una oración, se espontaneo, sincero y franco.

Esto es solo una guía de cómo puedes ayudarte en tus oraciones, practica la oración diaria, con ella encontraras las respuestas a todas tus inquietudes, leer la Biblia es tu segundo complemento.

¿Quién debe orar?

Aunque esto nos resulte, algo difícil de asimilar, muchos han enfriado su corazón a tal punto que piensan que solo los religiosos deben orar, los pastores, los líderes, los diáconos, los ancianos... pero, una persona común y corriente asume, que no debería orar ya que no cree o piensa, que Dios influencia positivamente en su vida.

Santiago Cap. 4 Vers. 8 nos alienta que todos nos acerquemos a Dios y él se nos acercara, entonces, no hay exclusiones para no orar, todos debemos hacerlo y podemos hacerlo sin necesidad de terceros. Hermanos y amigos, no necesitamos de un sacerdote o de un pastor para poder hablar con Dios, solo necesitas un corazón contrito.

¿Debemos recitar oraciones milagrosas o poderosas?

Una vez oí decir, "si robas un pan y te robas en camión, cual será mayormente castigado", muchos dirán firmemente aquel que robo el camión, pero, para Dios, robar no se mide por el objeto tomado. Para Dios, robar es simplemente robar, es indiferente si tomaste un pan o miles de panes, si robaste 1 dólar como 1 millón. Robar es malo simplemente.

Pues bien, respecto a las oraciones milagrosas, hago la siguiente pregunta ¿si realmente existen estas oraciones milagrosas o poderosas, porque no se las utiliza? sin duda alguna podrían sanar muchas enfermedades. Pero, es claro, que no existen. Muchas personas, piensan o creen que existen oraciones poderosas, hermanos y amigos no os dejéis engañar, no existe y no lo habrá, Dios en su Palabra dice "la oración del justo puede más" Santiago Cap. 5 Vers. 16.

Esto interprétalo simplemente así, "si oras con fe, creyendo lo que pidas, te será concedido", no te dejes robar la bendición por falsas promesas y doctrinas diabólicas. La Sangre de Cristo nos limpia de toda maldad (1 Juan Cap. 1 Vers. 7) si crees en Dios, tu deber es estar orando y esperar, recuerda que cuando Dios está en silencio, es porque está trabajando.

No olvides registrarte y ayudarnos con tus aportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.